Jean Leon: el cumplidor de sueños.

Hoy me he vuelto a salir del mar para meterme río adentro. Pero no en cualquiera, esta vez me metí por el río Llobregat. Haciendo caso de mi olfato, sigo los aromas de los vinos y de repente me vi metido entre viñedos y olivos. Entre todos ellos, bodegas y entre todas ellas, Jean Leon.

Me encuentro en la zona del Penedés, concretamente en el Pla del Penedés y, aprovechando que estoy aquí, entro a visitar una bodega pequeña, no muy conocida, pero con muchísimo glamour: Jean Leon. ¿Conocéis sus vinos? O, aún mejor, ¿conocéis a Jean Leon? Veréis, es una historia apasionante…

SAMSUNG

Ceferino Carrión nació en el 1928 en el seno de una familia humilde en Santander. Debido a un gran incendio que dejó sin casa a la familia, en el 1941, se trasladó a Barcelona. Mientras se hacía mayor, su sueño de ser actor fue creciendo y, cuando tenía 19 años, decide dar el paso sin apenas un céntimo en el bolsillo.

Viaja al puerto de Le Havre en Francia para colarse como polizón en algún barco que lo llevase allí dónde pudiese cumplir su sueño: Hollywood, la meca de los actores. Tras varios intentos fallidos, lo consigue y una vez allí empieza su aventura: adopta la nacionalidad norteamericana y lucha en la guerra de Corea. Cambia su nombre porque era lo cool en esos tiempos entre los actores famosos. Pero lo importante aquí es que fracasa como actor. Se ve que no era tan bueno como él pensaba, pero gracias a ello, empieza su historia de éxito.

Se puso a trabajar como taxista y, posteriormente, como camarero en el restaurante Villa Capri en Hollywood. Allí conoció a Frank Sinatra, Liz Taylor, Natalie Wood entre otros, pero hubo una persona que le hizo cambiar su vida por completo: James Dean. Tras hacerse amigos, decidieron montar su propio restaurante y se pusieron manos a la obra.

SAMSUNG

Cuando James Dean y Jean Leon decidieron empezar con el restaurante glamouroso que tenían en mente, la desgracia volvió a la vida de Jean Leon: James Dean tiene un accidente y muere (1955). Aunque eso le deja muy tocado, decide seguir con ese segundo sueño y dos años después inaugura La Scala en Beverly Hills, restaurante cuyo objetivo es ser un punto de reunión exclusivo para actores y demás gente VIP. ¡Y así fue!

SAMSUNG

La crème de la crème se reunía en su restaurante, pero aún tenía un paso más que hacer en su historia de éxito: Jean Leon no encontraba un vino suficientemente bueno para maridar con su comida (típicamente italiana y con precios elevados, la moda de Beverly Hills en esos años locos). Así que, ¿qué creéis que hizo? Pues sí, con dos narices ¡decide elaborar el suyo propio!

Viaja a Francia para montar su propio chateau francés pero se lo ponen difícil: los precios son excesivamente elevados. Alguien le da una idea: ¿y si comprase unas tierras en la región catalana del Penedés y allí instalase su bodega? Le parece una idea genial ya que por precio, condiciones climáticas y suelo parece un lugar ideal para empezar a producir su vino.

SAMSUNG

En el 1964 compra unas tierras en el Pla del Penedés y hace una locura: ¡planta variedades francesas en esa región! Los payeses del lugar le llaman “el americano loco” pero el tiempo le da la razón: sus vinos son excelentes pero, hasta que sus vecinos no lo leen en los periódicos, no se lo creen. ¡Ay, esos tiempos en los que los periódicos tenían credibilidad!

Sus primeros viñedos se plantan en el 1969 y las primeras botellas salen a la luz en el 1973. El año pasado se celebró el 50 aniversario y se conmemoró creando una nueva imagen para todas sus botellas, mucho más ligada al cine.

jl

Llega la noticia, en el año 1981, que Ronald Reagan elige el vino de Jean Leon para su investidura y es sólo entonces cuando se le reseña en varios periódicos españoles y empieza a ser reconocido. Tiene que esperar 8 años hasta que se le reconoce en su tierra. Pero al menos le llegó ese reconocimiento.

En el 1994 se le detecta un cáncer y se plantea qué hacer con sus bodegas. Ni su hijo Jean, ni su hija Gigi quieren continuar con el negocio (de hecho Gigi es la propietaria hoy en día de su restaurante La Scala) así que decide hablar con su amigo Miguel Torres (de Bodegas Torres) y dejarle el negocio en sus manos, pero con una condición: seguir el mismo estilo de vinos y mantener su personalidad. Y así procedió: de hecho, hoy en día, si miramos una botella de Jean Leon, no encontraremos ninguna referencia a Bodegas Torres.

SAMSUNG

Después de dejarlo todo atado, se pasa los dos últimos años viajando por Tailandia acompañado por varios amigos y amigas, y, cuando su enfermedad no le deja seguir disfrutando, en el año 1996, vuelve a L.A. y allí muere. Murió joven, pero vivió mucho más que lo que viviremos mucho más que nosotros.

Es una historia que podría haber estado en la mente de algún escritor, pero es real. Es una de esas historias de éxito que tanto nos gustan. Espero haberos descubierto a Jean Leon y que os entre la curiosidad de ir a visitar sus bodegas.

Yo ya he estado, y es muy recomendable.

El entorno es increíble. Las bodegas antiguas se mezclan con el edificio nuevo que imita el paisaje que lo rodea. Hay un museo que ilustra todo lo que os he estado explicando, además de su coche en Beverly Hills: un Mercedes biplaza que no está nada mal…

SAMSUNG

Los viñedos tienen nombres que tuvieron relación con su vida: La Scala, Viña Gigi, Le Havre, Viña Palau, … Todo está pensado. Todo es glamour. Y sobre todo, todo es pasión por el vino. Os invito a ir, descubrir esta bodega y disfrutar de ese entorno con una buena copa de vino tinto Cabernet Sauvignon Gran Reserva de Viña Le Havre o el blanco Chardonnay 2012 de Viña Gigi. O el que os apetezca.

SAMSUNG

El vino es un placer. A ver si encontráis allí uno de vuestros favoritos. ¡Hics! Creo que… ¡Hics! Voy a comer algo… Me pasé con el… ¡Hics! ¡Vino! ¡Brindo por Jean Leon! ¡Que los sueños se cumplan!

SAMSUNG

Anuncios

Acerca de Profesor Sepiaguettis

Buenas, soy el Profesor Sepiaguettis. Hijo de una albóndiga macho súper tierna y de una sepia salvaje, nací un día de febrero enfrente del monumento de Colón de Barcelona. Mi madre se perdió cerca de la orilla y mi padre se acercó a ayudarla. Ahí empezó un amor aparentemente imposible y prohibido pero que funcionó a la perfección. Mar y montaña se unían y establecían una nueva unión muy extendida en Catalunya. Desde que me di cuenta de lo que se aportaban los ingredientes de diferentes ámbitos me dediqué a hacer de “Celestina” para ellos: juntar al pollo con la cigala o el cerdo con el mejillón son grandes logros, pero aún me quedan muchos por hacer. Por aquí os iré contando. Una cita: “Nunca renunciéis a los amores imposibles” – Señora Roz de Marymontaña

Publicado el 27 junio, 2014 en Catalunya y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: