Marmitako de toda la vida

No es porque yo Patata Jauna sea una patata alavesa y por lo tanto vasca de pura cepa, pero creo que todos estaremos de acuerdo en que la gastronomía vasca es cocina de calidad. Siempre ha sido una cocina de referencia, y existen infinidad de recetas importantes que han salido de este pequeño trozo de tierra llamado Euskadi. Todos y cada uno de ellos me encantan desde los platos de mar como el bacalao al pil-pil, la merluza a la vasca o las kokotxas, terminando en las patatas a la riojana o las chuletillas del sur, pasando por una buena alubiada de Tolosa, entre tantos otros platazos.

Uno de esos platos típicos de la cocina vasca que me tiene enamorado es el Marmitako. Existen varias formas de hacerlo, pero está claro que con unas buenas patatas de Álava y un buen bonito del norte es difícil que salga mal.

IMG_2711

Ingredientes

– 1 buena rodaja de bonito del norte

– Patata

– Pimiento rojo y pimiento verde

– Cebolla

– Pimentón

– Aceite, agua y sal

 

IMG_2707

 

 

Modo de preparación:

Lo primero que hay que hacer es cortar las verduras en trozos pequeños y sofreírlas en el fondo de una cazuela. Cuando la verdura empiece a estar un poco blanda, se añaden las patatas a la cazuela cacheándolas, es decir, sin llegar a cortar del todo con el cuchillo y haciendo ‘crac’ con un giro de muñeca para que la patata se rompa y suelten el almidón, permitiendo así que la salsa engorde al final. En ese momento se añade el pimentón y se sofríe un poco.

IMG_2708

Ahora es el momento de casi cubrir las patatas con el agua y dejarlas guisando hasta que estén en su punto, hasta que estén blanditas y puedas pinchar el cuchillo sin problema. En lugar de agua, existiría la posibilidad de echarles un caldito suave de pescado o así, pero con agua la verdad es que queda muy bien. En ese momento cuando prácticamente las patatas están hechas, se añade el bonito troceado en tamaño similar al de los trozos de patata y se retira la cazuela del fuego, para que el bonito no se pase y se cocine sólo con el calor residual que queda en el guiso.

IMG_2710

Después de un par de minutos el bonito estará en su punto y el marmitako listo para degustar. Como veis es un plato muy sencillo de hacer y que queda muy sabroso.

Como todas las recetas tradicionales y caseras, cada casa tiene su propio truco para el marmitako o su forma de cocinarlo, más o menos sofisticado, pero como decía antes con buena materia prima y cocinando con cariño, creo que es imposible que un marmitako no quede rico.

Tengo que confesar además que éste es uno de los varios platos que ‘exporté’ a Irlanda durante mi año de estancia allí, dando a conocer la cocina vasca entre mis amigos, y es por eso que le tengo tanto cariño. Al fin y al cabo creo que la cocina tiene mucho que ver con la memoria y con los recuerdos, así que espero que lo disfrutéis tanto como lo he disfrutado yo, y quizá algún día, quién sabe, llegué a formar parte de vuestra memoria gastronómica. (Creo que me he pasado un poco de poético esta vez… pero bueno, tenéis que comprender que es un plato de patata y me he venido arriba!)

On egin! Qué aproveche!

Anuncios

Acerca de Patata Jauna

Kaixo, aquí está Patata Jauna. Como no podía ser de otra manera para ser una buena patata, nacido en la fértil tierra alavesa, concretamente en su capital Vitoria-Gasteiz. Hace ya 28 años que llegué a este mundo, y a pesar de que en su día no era más que un simple tubérculo, hoy ya me he convertido en todo un señor, por lo que me hago llamar Patata Jauna, ya que Jauna significa señor en el idioma de estas tierras, el euskera. Es posible que sea el primer señor patata en la historia licenciado como Ingeniero Informático y amante de la buena cocina, aunque a veces tenga que sacrificar a seres de mi especie para hacer buenos platos. También es un hecho insólito que una patata como yo sea amante del fútbol, como no podía ser de otra manera, de mi equipo el Deportivo Alavés. Hasta hace bien poco yo era una patata que pasaba desapercibido por el mundo, pero un buen día, en una interesante visita a tierras catalanas por motivos gastronómicos, me junté con otros cuantos Idos de la olla como yo y decidimos dar el salto a internet y montar este blog. Espero por lo tanto que los lectores que puedan tropezar con este blog disfruten con mis artículos y los de mis compañeros. Sí, puede parecer extraño, pero así soy yo: Patata Jauna!

Publicado el 3 junio, 2014 en Recetas y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: