Bulgur con champiñones y leche de coco

La receta que hoy os presento fusiona culturas a cascoporro: turca y de Oriente Medio por el bulgur, chilena por el merkén con que aderezaremos los champiñones y pollo y, finalmente, el toque asiático lo pondrán la leche de coco y el cilantro. Un delicioso plato, equilibrado, rápido y adaptable a gustos y preferencias. Los que no hayáis probado en la vida el bulgur, no temáis: esta especie de mezcla entre cuscús y arroz es muy agradable tanto en su textura como en su sabor, neutro, con cierta reminiscencia a nuez. Si además le añades la cremosidad de la leche de coco, la frescura del cilantro, la chispa del merkén y todo lo demás, es un winner absoluto.

 

Bulgur con leche de coco y pollo

Ingredientes para 2 personas:

– 1 vaso de bulgur

– 200 ml de leche de coco

– 200 ml de agua

– Medio pimiento rojo grande

– Medio pimiento amarillo grande

– 200 g de champiñones castaña (u otro champiñón o seta)

– 150 g de pechuga de pollo

– 40-50 g de crème fraîche (o queso fresco batido, o un yogur poco ácido)

– Aceite de oliva

– Zumo de lima

– Sal

– Pimienta negra

– Merkén

– Cilantro

– Hierbabuena

 

Para empezar, marinaremos el pollo un poco (podemos hacerlo la víspera) en una mezcla de aceite de oliva (poco), merkén (o ají, o cualquier mezcla de especias picantes), pimienta negra, sal y zumo de lima.

Ahora prepara el bulgur siguiendo las instrucciones del fabricante. Normalmente tendremos que poner una medida de bulgur por dos de líquido y el tiempo de cocción oscilará entre los 10 y los 20 minutos. En este caso, nosotros pondremos a hervir una mezcla de 200 ml de agua con 200 ml de leche de coco y cuando rompa a hervir, lo verteremos en un bol, donde enseguida añadiremos el bulgur, removeremos y dejaremos que se cueza.

Mientras tanto, podemos dedicarnos a los champis y demás. Ponemos un chorrito de aceite de oliva en la sartén y tiramos los champiñones, retiramos el agua si fuera necesario y añadimos los pimientos cortados a tiras y posteriormente el pollo troceado.

Una vez el bulgur este listo, le damos un par de minutos y servimos en una gran fuente bien calentito. Por encima dispondremos los pimientos, champiñones y pollo, espolvorearemos cilantro y hierbabuena picados en el momento y finalmente añadiremos la crème fraîche, para dar un contrapunto.

Anuncios

Acerca de El Mono Bipolar

Si se cruzan con este simio por la calle, yo de ustedes me cambiaría de acera, porque igual les da un abrazo que les arrea un sopapo. Es peligroso y debería estar enjaulado. De hecho, lo está: lo tenemos, cual Jesse Pinkman, en los sótanos del cuartel general de los Idos de la Olla, tecleando sin cesar, y de vez en cuando lo dejamos salir a comer en restaurantes y hacer talleres de cocina para que luego lo cuente aquí. Entre sus aficiones se hallan quemar cocinas, comer bananas y lanzar heces a transeúntes. Ello no es óbice para que a veces tenga un paladar de lo más refinado y excelente mano en los fogones.

Publicado el 7 mayo, 2014 en En los fogones, Recetas y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: