La deliciosa sopa de cebolla francesa

Buenas a todos los navegantes e idos de la olla como nosotros, el Profesor Sepiaguettis vuelve a la carga con otra verdura protagonista de mi siguiente receta: la cebolla.

En uno de mis viajes por las cartas del pasado, me encontré con una receta muy clásica que creí que no iba a motivar a mi paladar, la sopa de cebolla francesa.

Imatge

Es una receta muy sencilla pero que, si lo haces con el esmero necesario y siguiendo mis indicaciones de albóndiga, descubrirás un plato con un gusto y una elegancia sin igual. Pasemos a cocinar:

Ingredientes (para 4 personas)
5-6 Cebollas
1l de caldo de verduras
1/2 copa de brandy o cognac
Sal, pimienta
3 cucharadas de harina
2 hojas de laurel (para mi, una de las claves de la receta)
Ajo
4 rebanadas de pan
Queso rallado (a mi me gusta usar mozzarela porque le da textura y no mucho sabor, pero cada cual, que utilice el que quiera)

Modo de elaboración

En una sartén doramos con alegría la cebolla. Salpimentamos a nuestro gusto.
Cuando esté dorada, añadimos el brandy. Reducimos.
Cuando el licor esté reducido, añadimos 3 cucharadas soperas de harina. Removemos para que no nos quede cruda.
Cuando esté dorada, añadimos el caldo de verduras poco a poco removiendo. El inicio es un poco como cuando se hace bechamel.
Una vez añadido todo el caldo, añadimos las hojas de laurel y dejamos a fuego media que se reduzca.
Cuando lo tengamos espesito, es decir, que la cebolla sea la protagonista y no el caldo, retiramos del fuego.
Lo colocamos en cacitos de barro y reservamos.
Tostamos el pan y lo huntamos con ajo. Hacemos daditos y los ponemos por encima de la sopa. Le añadimos el queso rallado por encima y lo gratinamos.

Imatge

Esta receta estaba muy de moda entre los restaurantes ochenteros y la recuperé por casualidad en un restaurante de Lanzarote dónde me la pedí porque me apetecía algo muy calentito. Cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que, a parte de calentito, estaba deliciosa. ¡Espero que la disfrutéis como yo!
¡Servimos bien caliente y a disfrutar!

Anuncios

Acerca de Profesor Sepiaguettis

Buenas, soy el Profesor Sepiaguettis. Hijo de una albóndiga macho súper tierna y de una sepia salvaje, nací un día de febrero enfrente del monumento de Colón de Barcelona. Mi madre se perdió cerca de la orilla y mi padre se acercó a ayudarla. Ahí empezó un amor aparentemente imposible y prohibido pero que funcionó a la perfección. Mar y montaña se unían y establecían una nueva unión muy extendida en Catalunya. Desde que me di cuenta de lo que se aportaban los ingredientes de diferentes ámbitos me dediqué a hacer de “Celestina” para ellos: juntar al pollo con la cigala o el cerdo con el mejillón son grandes logros, pero aún me quedan muchos por hacer. Por aquí os iré contando. Una cita: “Nunca renunciéis a los amores imposibles” – Señora Roz de Marymontaña

Publicado el 2 mayo, 2014 en En los fogones, Recetas y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: